cosplayers

¿Cómo sería vuestro mundo sin cosplay?

Diariamente sigo varios grupos y foros de Cosplay y siempre intento estar atenta a las mejores noticias para poder exponerlas en esta página. Hoy, sin ir más lejos, me he topado con una noticia bastante impactante como cosplayer y como adulta. La noticia reza así “Famoso economista culpa a ‘cosplayers’ de la pésima situación financiera mundial”. Un título así da miedo, no solo para el cosplayer, si no para cualquier persona ajena a este mundo. La idea principal es que el púbico te lea, y que sea un número amplio. Mezclar la palabra “cosplayer” seguido de un “culpable sobre la situación financiera mundial” duele, y mucho.

Aquí dejo la noticia. No tiene ningún desperdicio:

De los años 90 hasta la actualidad se ha visto cómo los jóvenes adultos que otrora ingresaban al mercado laboral, hacían carrera en varias empresas y se casaban y tenían hijos ya parecen ser cosa del pasado. Los “adultescentes” –término creado en 2003 por el libro que comenzó a hablar de la tendencia, “Rejuvenile” de Christopher Noxon– no solo no han dejado el nido paterno. También tienen pocas oportunidadeslaborales y si las tienen les pagan en una manera ínfima. Y en muchos casos, invierten en estilo de vida y hobbies antes que en el futuro.

Básicamente eso es lo que propone el reputado economista James Pethotoukis en su artículo para “The Week”, pero desde la economía: culpa a los “cosplayers” (personas que hacen de la caracterización de personajes del manga, ánime, cómic ycultura pop un estilo de vida) de que la economía estadounidense vaya mal.
Aduce a que el problema ha sido una constante en Japón en los últimos 20 años, ya que en este país el mercado laboral juvenil y cita a Masahiro Yamada, sociólogo, quien afirmó que “las dos décadas perdidas en la economía del país nipón han coincidido con un aumento importante de gente que ha escapado al mundo de los videojuegos, animación y disfraces. Si son pobres no importa, se sienten como héroes”, afirmó.

De igual forma, Pethotoukis relaciona el hecho de invertir ingresos y producir ingresos en el mundo cosplay como una forma de “declive” económico: “Esto es una cosa muy mala para la economía japonesa, pero en Estados Unidos también sucede lo mismo. Muchos de los 13 mil asistentes de la Cómic Con de San Diego invierten mucho dinero en sus trajes y la tendencia va en aumento. Y quienes escapan así sugiere un problema con nuestra realidad”, sostiene.

Afirma que el crecimiento de Estados Unidos ha sido apenas de un 1% anual desde 2006 y este no ha mejorado las perspectivas laborales de los jóvenes estadounidenses, ya que el 11.4% de ellos, entre las edades de 20 a 24 años están sin trabajo y el resto gana menos. “Ya que esto representa una desilusión para encontrar trabajo, pues qué mejor que vestirse como el ‘Doctor Who'”, remata.

Asimismo, compara la situación familiar de estos jóvenes, a quienes los señala en un grupo donde aún viven con sus padres y están bien educados pero sus carreras “están en un punto muerto”, donde solo hay baristas y bartenders con licenciatura, justo lo que sus madres siempre soñaron para ellos”. De igual forma los etiqueta como grandes usuarios de redes sociales y más concentrados en sus intereses que en grandes puestos de trabajo.

Si analizamos los primeros párrafos podemos ver esa pequeña añoranza de la familia “normal”, la típica. Aquella persona que lo da todo por el trabajo para al final, casarse, tener hijos y finalmente desaparecer.
Lo primero que querría dejar claro desde el principio, es que escapar de la rutina un par de veces al año no es para nada malo. Los cosplayers trabajamos con toda nuestra ilusión en nuestros trajes y actuaciones. No las realizamos a todas horas, ni mucho menos, si no que hay eventos esporádicos a lo largo del año en los cuales toda la afluencia de amantes del cosplay del manga/anime y cómic en general, se juntan para pasar el mejor rato de sus vidas, con el fruto de sus esfuerzos.

judycri Este gran economista nos está dejando caer que deberíamos dejar de lado el echo de “disfrazarnos de Doctor Who”, y ponernos a procrear para crear nuevos trabajadores para un futuro? ¿Quién le dice a este señor que nosotros, como personas no pensamos en nuestro futuro? ¿Debemos encerrarnos en nuestra grisácea y aburrida vida monótona en vez de darle color, esfuerzo e ilusión? Nosotros decidimos nuestra vida.

La noticia también cita cierta información sobre la creciente sociopatía de la población japonesa en estos últimos 20 años. Sociopatía producida mayoritariamente por su metodologia de vida y los videojuegos. Es bien sabido que en japón hay muchos geeks que permanecen encerrados en sus casas durante días, únicamente jugando al ordenador o a otras videoconsolas.

Cómo bien sabréis este tema no tiene nada que ver con lo que nos ocupa, así que su mención me parece de lo más estúpida. No mezclemos cosplayers con otakus y gamers, por que hay otakus, hay cosplayers, hay gamers y hay gamers otakus cosplayers. Todo un lío.

Por otro lado, cabe destacar este párrafo:

Afirma que el crecimiento de Estados Unidos ha sido apenas de un 1% anual desde 2006 y este no ha mejorado las perspectivas laborales de los jóvenes estadounidenses, ya que el 11.4% de ellos, entre las edades de 20 a 24 años están sin trabajo y el resto gana menos. “Ya que esto representa una desilusión para encontrar trabajo, pues qué mejor que vestirse como el ‘Doctor Who'”, remata.”

No lo se en Estados Unidos, pero en España todos los cosplayers que conozco están estudiando o trabajando. De alguna forma tenemos que costear los materiales para nuestros cosplays.
Materiales, materiales… Vaya, me pregunto que pasaría con los vendedores de goma eva, worbla, tela, papel de patronaje, hilo… Si no hubiese cosplayers, mucho me temo que sus ventas bajarían de forma increíble. Pero ehh, cuidado, que no consumimos ni producimos.

No somos unos inútiles, pensamos en nuestro futuro y nos instruimos. Somos autodidactas, soñadores y lo más importante, nos divertimos siéndolo.

Somos maquilladores/as.
Somos peluqueros/as.
Somos patronistas.
Somos sastres.
Somos cosmakers.
Somos propmakers.
Somos actores y actrices.
Somos diseñadores/as.

Pero sobre todo somos personas, con ilusiones y objetivos.

Después de pensar largamente en ello me he preguntado seriamente, qué sería el mundo sin cosplay. Cómo serían los eventos de cultura japonesa, cómo sería Japón, cómo influiría este cambio en nuestras vidas. Me gustaría hacer un llamamiento a todos vosotros y preguntaros, ¿cómo sería vuestro mundo sin cosplay?

The following two tabs change content below.

Riren

Cosplayer novicia, amante de la cultura nipona y de los videojuegos.

Latest posts by Riren (see all)