grupo-cosplay

El artículo de “The Week” sobre cosplayers, escandaloso… ¿pero no tanto?

Rectificar es de sabios. Y eso es lo que pretendemos hacer con este artículo. Hace unos días Rejami publicaba una entrada muy llamativa y controvertida, en la que se mencionaba un artículo escrito en “The Week”, por un economista muy conocido, James Pethokoukis.

Todos los medios en los que se consultó este hecho, tales como “Publímetro”, “El Vórtex” y otras fuentes, declaraban sin dudas: “Economista culpa a los cosplayers de la mala economía mundial”.

Pues bien, es mentira.

Gracias a una conversación con varias compañeras cosplayers, di un paseo por Internet para encontrar el artículo original de la discordia. Y lo leí atentamente.

El artículo del economista no dice exactamente eso y nos vemos en la obligación de hacer esta rectificación, explicando el verdadero artículo. Siguen habiendo afirmaciones la mar de cuestionables, pero no en la dirección en que todo parecía apuntar.

Para ello os adjunto el artículo original, para que cada uno pueda sacar las conclusiones que crea oportunas:

Para los que no tengan tantos conocimientos de inglés, haré unas pequeñas apreciaciones del artículo para entender por dónde se ha tergiversado el artículo.

Then again, they do have plenty of time to dress up like wand-wielding sailor girls and cybernetic alchemist soldiers from the colorful world of anime cartoons and manga comics. Indeed, Japan’s Lost Decades have coincided with a major spike in “people escaping to virtual worlds of games, animation, and costume play,” Masahiro Yamada, a sociology professor at Chuo University in Tokyo, recently told the Financial Times. “Here, even the young and poor can feel as though they are a hero.”

 

En el principio del artículo se hace una introducción referiéndose a la ya existente crisis mundial que asola Japón desde hace años y que llevó a jóvenes a puestos de trabajo poco dignos, por así llamarlos. Este escrito culpa a la crisis económica y a esta vida más dura (y no a los cosplayers) de que la gente cada vez esté huyendo más a mundos de fantasía y cosplay para “huir de la realidad”, según el estudio del sociólogo Masahiro Yamada.

Para entendernos, esta afirmación fue entendida a la inversa por la mayor parte de medios consultados. Pero esto no es todo:

It’s hard to blame them. After all, it’s not that these young adults in Japan are resisting becoming productive members of the economy — it’s that there just aren’t enough opportunities for them. So an increasingly large number of them spend an increasingly large amount of time living in make-believe fantasy worlds, pretending they are someone else, somewhere else. This is a very bad thing for the Japanese economy.

 

Por si quedaba alguna duda. No es cuestión de culpar a estos miembros de la sociedad, ya que no se resisten a ser productivos. Simplemente, no se les da la oportunidad de serlo. Estas palabras hacen referencia, obviamente, a la dificultad de encontrar trabajo y a las pésimas condiciones que tienen los mismos. Y este hecho, según el redactor del artículo, hace que la gente viva en un mundo diferente, pretendiendo ser personas distintas (Aquí es donde también podríamos diferir o no los cosplayers), que es malo para la futura economía japonesa.

En ningún momento nombra que ser cosplayer sea malo. Sino que huir de la realidad, para estar en otro mundo de fantasía, marca la existencia de un problema en la realidad económica y social de los países.

When you’re disillusioned with the reality of your early adult life, dressing up like Doctor Who starts looking better and better. It’s not to say that all or even most cosplay aficionados are struggling to find work. It’s only to say that any rise in people fleeing reality for fantasy suggests problems with our reality. 

En el apartado anterior se puede ver como el economista comenta que, aunque no todos o la mayoría de los cosplayers están buscando trabajo, eso no quita que haya un problema con la realidad. Estas palabras pueden sonar controvertidas, aunque no al nivel que los artículos en castellano señalaban. Igual podría haber sonado más políticamente correcto comentar el hecho de que “no se sabe si todos los cosplayers buscan trabajo, pero la mayor parte sí”. Seguramente otro de los puntos de controversia del artículo. Y aquí sí que se le podría hacer una pequeña crítica por esa afirmación.

And perhaps in limbo they will stay, at least without major policy changes in Washington. This isn’t just a Great Recession thing. Economic growth has been historically slow since 2000, with the economy producing more high- and low-wage jobs than middle-wage jobs — what economists call “job polarization”.

Y para acabar, defiende que estos jóvenes, con estudios, carreras, pero sin trabajos (¿Os suena a alguno?), se quedarán en el limbo a menos que la economía cambie y que las políticas de Washington hagan lo mismo.

No he querido traducir todo el artículo para que no quedara muy largo, pero cualquier duda de traducción al respecto, preguntad y se traduce sin problema alguno.

Para finalizar, sólo quiero dejar una conclusión sobre este artículo. Se le ha dado la vuelta completamente por parte de otros medios. Quién sabe, igual lo han leído rápido… igual se han adelantado demasiado sacando sus propias conclusiones… O quizás simplemente, como suele pasar, se busca lo que llama más la atención. Lo que vende más.

O igual soy yo la que lo ha entendido mal…

A mi humilde parecer, el artículo original no crea tanta controversia como los polémicos supuestos extractos que “Publímetro”, entre otros, se afanaban por señalar y traducir poco apropiadamente, a sabiendas o no.

El resto es historia. Hacemos esta rectificación, pedimos disculpas y abrimos un nuevo debate sobre las palabras del economista. ¿Creéis que hacemos más cosplay para evadirnos de la realidad? ¿Cómo hobbie, uno más entre todos? ¿Creéis que los medios son tan sensacionalistas, llegando a cambiar sentidos, para llamar más la atención? ¿No creéis que el economista debería haber preguntado a cosplayers en lugar de expresar tanto su visión sobre lo que es el cosplay?

Un saludo desde Rejami.

The following two tabs change content below.

Kirtash

Colaboradora esporádica de Rejami. Historiadora, cosplayer, rper y manga/anime lover a tiempo completo. Desde hace años sigo el movimiento de la cultura otaku y cosplayer desde dentro, con la ilusión de pasarlo bien y dar a conocer este mundo a más gente.