elle-portada-entrevista-cosplay

Entrevista a un cosplayer: Elle Cosplay

Después de una pequeña pausa, vuelvo con más entrevistas. Esta vez, a petición de un gran fan, hemos realizado una entrevista a Elle Cosplay, una chica cuanto menos sorprendente. Échale un vistazo a su recorrido por el mundo del cosplay:

¿Qué tal si empezamos por describirte a ti misma?

¡Hola! Pues soy Elle Cosplay, soy de Madrid, tengo 21 años y llevo desde los 15 años haciendo cosplay; aparte de esta pasión, tengo otras, como los videojuegos (preferiblemente, que tengan una buena historia detrás), el dibujo, la escritura, la lectura y la cocina. Aunque algunas de estas cosas no se me den muy bien, me encantan igualmente. He dicho que soy de Madrid, pero ahora mismo estoy de Erasmus en Helsinki, Finlandia, viviendo con mi novio y estudiando Derecho. Me gustaría dedicarme a la abogacía en un futuro, pero sin dejar de hacer cosplay. Me veo cuando sea una viejecita arrugada, haciendo cosplay de personajes que sean así, o con armaduras que tapen la cara para que no se note, jeje.

¿Por qué el nombre “Elle Cosplay”?

Viene de mi primer cosplay, L, de Death Note. Es, y será siempre, mi personaje favorito; me identifico demasiado con él como para dejar de serlo. Me quería registrar en un foro con ese nombre, pero ya estaba pillado L, y también Ele, así que cogí la transliteración de su pronunciación en inglés, Elle. Y en ese foro empecé a conocer a los primeros amigos del mundillo friki, y todos me llamaban Elle, así que así se quedó. Además, tiene la ventaja de que es pronunciable en dos idiomas (aunque de forma distinta; en español suelen decirlo como “ele”). De hecho, esa es una de las cosas que más me gusta de este mundo; puedes elegir tu nombre, cosa que no pasa fuera de él: si has nacido como Alejandro, te llamas Alejandro, a no ser que quieras hacer todos los trámites de cambio de nombre. A mí, que tengo un nombre de pila bastante extraño, (“Haizea”, es vasco y significa “viento”), que es difícil de pronunciar y de escribir, y que no me gusta demasiado. Me resultó una auténtica liberación poder llamarme como me diera la gana, ¡y que me llamaran así los demás! Y sobre todo, que fuera con el nombre de mi personaje favorito, que precisamente, pertenece a una serie que pone un gran énfasis en el tema de los nombres, los apodos, y lo que significan para cada uno.

¿Qué es lo que te llevó a formar parte del mundo del cosplay?

Desde siempre me ha encantado leer todo lo que caía en mis manos. Y, cómo no, también los cómics. Y también dibujarlos. Siendo pequeña, con unos 9 o 10 años, iba a una escuela de dibujo, y allí me hablaron de una exposición de cómics que había en Madrid ese invierno. Como habréis adivinado, se trataba del Expocómic. Convencí a mi madre de que me llevara, y me quedé enamorada desde el primer momento de aquellos trajes, aquellas pelucas, aquellas luces. Eran los personajes que llevaba toda la vida leyendo en cómics, hechos carne y hueso, paseando a mi lado. Era tal la admiración, que ni me atrevía a mirarles a los ojos, muchísimo menos a hablarles. Me acuerdo de que mi madre me preguntó, “¿Y a ti no te gustaría disfrazarte así?”, viéndome tan ilusionada. Yo me reí, y le contesté que ni hablar, que nunca me atrevería, no lo haría bien, me daría vergüenza. Ahí quedó la cosa, y pasaron los años. Yo seguí adorando los cómics, el anime, y todo lo demás, pero en silencio. En el instituto no tenía amigos con quien compartir mis gustos, hasta que un día vi a una chica dibujando cómics. Y luego a otro chico leyendo un manga. Nos hicimos grandes amigos. Y gracias a ellos, me atreví, o nos atrevimos los tres juntos, a ir al Expocómic de 2008 haciendo cosplay de un anime que nos encantó a los tres, Death Note: mi amiga y mi amigo de Misa y de Light, y yo de L. Desde entonces, no he podido parar.

¿Cuánto tiempo llevas en el mundo del cosplay? ¿Cuándo empezaste?

Desde esa primera vez en diciembre de 2008, hasta ahora, son casi seis años. ¡Seis años! Se dice fácil. Los mejores seis años de mi vida, sin duda. Esta afición, qué digo, esta pasión me ha dado tantos momentos felices, tantas alegrías, tanta gente maravillosa. No lo cambiaría por nada.

¿Cuál fue el primer cosplay que hiciste? ¿Por qué elegiste ese cosplay?

L de Death Note, será siempre mi primer cosplay y al que más cariño tengo. Representa mucho para mí. Representa el atreverse a hacer lo que quieres y a sobrepasar tus miedos, tus inseguridades y descubrir algo fantástico. Representa a tanta gente que ya no está a mi lado por un motivo u otro, pero que lo estuvieron en su día, y a la que le debo quien soy hoy como persona y como cosplayer. Sí, es un cosplay muy sencillo, pero en la sencillez está el truco, por así decirlo. Si un cosplay sólo tiene unos pocos elementos básicos de los que no puedes desviarte (en este caso: peluca, una camiseta blanca ancha, unos pantalones vaqueros anchos, pies descalzos, maquillaje con las cejas tapadas y ojeras, vendaje para tapar el pecho, y unas esposas), y haces mal uno de esos pocos elementos, se notará mucho más que si haces mal un elemento de un cosplay increíblemente elaborado y con mucho perifollo que pueda ocultar los fallos. Lo rehice una y otra vez hasta estar contenta con cómo peiné la peluca, con las ojeras, con que las cejas no se me vieran. Soy tremendamente perfeccionista con estas cosas.

Elle Cosplay - Death Note Cosplay
Elle Cosplay como L (Death Note).

 

Describe qué es el cosplay para ti en una palabra.

Podría decir perfeccionismo, pero sería muy negativo. No es lo que me gustaría destacar del cosplay, es más bien cómo me lo tomo. Para mí el cosplay es libertad; libertad de ser quien quiera ser.

¿Qué cosplay fue el más difícil para ti?

El de Sona Recreativa, tendría que decir. Por desgracia, se rompieron muchas cosas de ese cosplay, así que no me dio tiempo a hacer una sesión de fotos como dios manda. El piano está hecho de contrachapado y en su interior iba un circuito con LEDs y altavoces, con interruptores para encender luces de colores distintos. Lo de unir dos pelucas para hacer las coletas bicolores de Sona también fue una comedura de cabeza. Y por falta de tiempo y materiales, no pude hacer ciertas partes del vestido como habría querido hacerlas. Algún día quiero rehacerlo con los conocimientos que tengo hoy, y hacerme unas fotos buenas de verdad. También tendré que rehacer el piano. Un consejo, chicos: no peguéis cosas con pegamento termofusible si vais a llevar un cosplay en mayo en Madrid. Se me deshizo el piano entre mis manos a mitad de Expomanga… ¡menudo disgusto me llevé!

Elle Cosplay - Sona League of Legends Cosplay
Elle Cosplay como Sona Arcade (League of Legends).

 

 

¿Qué cosplay fue el más fácil?

Lo de la facilidad, al fin y al cabo, es relativo; hacer el mismo cosplay ahora y hace tres años no tendría nada que ver, porque hace tres años sabía mucho menos y me habría resultado mucho más costoso. Por eso tengo que decir que el cosplay que más fácilmente he hecho ha sido el último, de Riven Conejo de Batalla. Quería que fuera un cosplay poco abrigado porque lo hice para la DreamHack de Valencia en julio; tengo la tensión baja y me dan mareos y lipotimias enseguida con el calor, sobre todo en sitios cerrados. Igual que ahora, que vivo en Finlandia, me estoy haciendo a LeBlanc Muérdago, con una capa con peluche de lana y forro polar. Pero bueno, eso; fue muy fácil todo, incluso la espada, que sólo está decorada por el lado que se ve, el otro tiene un cartón para hacer de soporte y que no se doble.

Elle Cosplay - Riven League of Legends Cosplay
Elle Cosplay como Riven (League of Legends).

 

Cuéntanos una mala vivencia.

Los malos momentos en el mundo del cosplay suelen ir ligados a la gente ignorante, envidiosa o, simplemente, que disfruta haciendo daño a los demás. Que, como en todas partes, hay aquí. Uno de los peores momentos que recuerdo fue con el segundo cosplay que hice. Entonces tenía 16 años, y muchas inseguridades sobre mi físico, llegando hasta a tener trastornos de la alimentación por este motivo, pero aun así me atreví a hacer un cosplay con ropa ajustada (C.C. de Code Geass). Y había una chica que era amiga de un ex-novio que había tenido yo, y que sabiendo todo esto, decidió que la mejor forma de vengarse por su amigo era acosarme y llamarme gorda por todo Tuenti en mis fotos de cosplay (sí, eran otros tiempos xD). Ahora lo pienso y me río, pero para mi yo de 16 años fue un golpe muy duro a mi autoestima. Estuve a punto de dejar de hacer cosplay. Por suerte, me sobrepuse y seguí adelante :)

Ahora una buena vivencia.

Hay demasiadas buenas vivencias para contarlas todas. Tantísimas Expos vividas con amigos, tanta gente increíble conocida, que tus ídolos se conviertan en tus compañeros… Cada comentario positivo, cada “like” en tu página, cada sonrisa que le sacas a alguien con un cosplay, merece la pena. Algún día espero poder animar a alguien que no se atreve a hacer cosplay, a lanzarse y hacerlo. Es un hobby que me ha convertido en una persona mejor, me ha enseñado a esforzarme por lo que quiero, y a quererme más a mí misma. Y todo el mundo debería tener la oportunidad de vivir lo mismo.

¿Qué tal si nos explicas una anécdota divertida?

¡También hay muchísimas! Una que se me viene a la cabeza ahora, cuando estaba en la sesión de fotos de Riven Conejo de Batalla, concretamente la que veis ahí arriba. Estaba en un pinar, en un camino en cuesta, mirando hacia abajo, y el fotógrafo estaba abajo del todo. Yo tenía que inclinarme hacia delante como si fuera a atacar, levantando una pierna, que es la pose que hace Riven. Y como el camino era en cuesta, y yo llevaba tacones, al inclinarme perdía completamente el equilibrio y me caía. ¡Estuve a punto de caerme en todo el tinglado que tenía el fotógrafo montado! Si la foto sale decente, es gracias a su habilidad, ¡no sé cómo no me sacó con cara de susto por estar cayéndome!

¿A qué te dedicas cuando no trabajas en un nuevo cosplay?

Probablemente a hacer el vago en sus distintas variedades: hacer el vago tirada en la cama leyendo, hacer el vago en Internet, hacer el vago durmiendo la siesta, hacer el vago en vez de estudiar o hacer prácticas… Lo bueno que tiene el cosplay es que es de las pocas cosas en las que me esfuerzo de verdad. Aunque a veces sea a última hora la noche antes de la Expo.

¿En qué cosplay estás trabajando actualmente?

¡Ahora mismo estoy haciéndome a Elizabeth, de Bioshock Infinite, y a LeBlanc Muérdago, de League of Legends! Los dos quiero llevarlos al Expocómic de diciembre de este año, y a la Yukicon de enero de Helsinki. La verdad es que está siendo un reto hacer cosplay mientras estoy viviendo en otro país: averiguar dónde venden cosas que das por sentado en Madrid, como tizas, o dedales, o pistolas de silicona, es difícil. Y a menudo bastante más caro de lo que es en España. ¡Así que estoy recurriendo a pedir muchos materiales a China por Ebay, porque es más barato con envío y todo!

Dinos cuál ha sido el mejor evento de tu vida.

No sabría decirte, pero probablemente los primeros a los que fui con cosplay. Estaban menos abarrotados de gente, conocí a gente que hoy son mis mejores amigos, y no tenía esa sensación que a veces tengo ahora, de que los eventos están llenos de críos molestos (es decir, la cría molesta era yo, y por eso no me daba cuenta).

¿Futuros proyectos?

La verdad es que no estoy muy segura. Tengo muchos personajes en mente de los que me gustaría hacer cosplay próximamente, pero siempre suele ocurrir que aparece alguno que me enamora y acabo haciéndomelo, y dejando para otro momento los demás. Pero más o menos, los que me gustaría llevar a cabo son: Algún personaje del Borderlands (digo alguno, porque me gustan ABSOLUTAMENTE TODOS, pero quiero ser realista; probablemente Maya o Athena), la versión de Hatsune Miku en Magnet con una amiga que irá de Luka Megurine, Enma Ai de Jigoku Shoujo, Sona Pentakill del LoL, Beatrice de Umineko No Naku Koro Ni, Rinoa de Final Fantasy, Motoko Kusanagi de Ghost in the Shell… demasiados, pero nunca son suficientes.

Bueno, ¡muchas gracias a todos por leer! Espero que os haya gustado, o que por lo menos, se os haya hecho amena :) Y gracias, sobre todo, a Rejami, por proponerme la entrevista.

Espectacular cosplayer hemos conocido hoy. Si queréis echar un vistazo a su trabajo, pasaros por su página de cosplay en Facebook. Recordamos también que si tú también quieres aparecer en nuestra sección “entrevista a un cosplayer”, tan solo tienes que enviar un mensaje a nuestra página de Facebook.

The following two tabs change content below.

Riren

Cosplayer novicia, amante de la cultura nipona y de los videojuegos.

Latest posts by Riren (see all)